By Getin.

A pesar de las estimaciones hechas por expertos, no se han podido calcular las pérdidas que habrá y el tiempo de recuperación que tendrán los negocios. Esto ha planteado algunas nuevas acciones que las empresas deberán considerar para seguir atendiendo al mercado post cuarentena.

Interacción
Finalizando la etapa de cuarentena, una de las cosas relevantes para los consumidores será visitar los lugares donde pueden continuar con sus hábitos sociales, será muy relevante generar expectativas en sus compradores y desarrollar experiencias en punto de venta, sin dejar de largo las normas sanitarias necesarias para procurar el cuidado de colaboradores y clientes. Llevar un control de la saturación en tiendas será necesario en los siguientes meses del año. Lee el artículo “El formato de tiendas físicas post COVID-19

Flexibilidad
Después de estos meses los retailers deberán aprender a ser flexibles, el mejor ejemplo es la adopción de trabajo remoto que no dependa de estar en un lugar fijo. Esto desarrolla la capacidad de adaptación de todos los colaboradores para aprender a resolver cualquier problema.

Materia prima
De acuerdo a cada industria, algo que se debe analizar es la manera de no depender de un solo proveedor, en este caso cuando un proveedor se ve comprometido por una situación como la contingencia por la que atravesamos, es mejor continuar produciendo con otros proveedores que no sean los de cabecera e incluso producir productos diferentes de forma provisional.

El mundo digital
La pandemia ha demostrado que la omnicanalidad ya no es una opción, sino una realidad para todos los retailers. Con esto contar con una tienda en línea puede representar un mayor canal de ventas en un escenario similar; al igual que el marketing digital, sin duda los retailers deben de considerar estrategias formales que los mantengan conectados con sus clientes en medios electrónicos, canales en los que los consumidores han dedicado mayor tiempo durante la cuarentena.