By Getin.

El pasado 17 de octubre el gobierno federal realizó un operativo en la ciudad de Culiacán, Sinaloa, con el objetivo de capturar a Ovidio Guzmán, presunto líder del cártel de Sinaloa.

A partir de este hecho, la ciudad fue presa de una ola de violencia ese día, a más de un mes, los comercios en el estado han disminuido sus ventas 6%, al igual las transacciones realizadas en tiendas las cuales bajaron 11% con respecto a las semanas previas al operativo.

El panorama de violencia en esta zona se ha mantenido estable en la semanas posteriores al operativo; la gente no dejó de visitar tiendas y centros comerciales ya que la afluencia en estos lugares se incrementó 20% gracias a eventos que activan la economía como El Buen Fin y el comienzo de las compras decembrinas.