By Getin.

La tecnología ha revolucionado el retail haciendo que el consumidor esté más informado y el auge de las tiendas online acapara el mercado, sin embargo, de acuerdo con Pierre-Claude Blaise, director de la Asociación Mexicana de Venta Online, en el artículo “¿El apocalipsis del retail en las tiendas físicas?” publicado en la revista Forbes México, son aperturadas 2.7 tiendas físicas por cada una que es cerrada.

Por otro lado, en el estudio “Global Consumer Insights Survey” realizado por PWC el 42% de las personas acudían a una tienda física semanalmente en 2013, 37% en el 2015 y 44% en el 2018, con lo que podemos observar un aumentado en el tráfico en las tiendas, ya que la experiencia de ir a una tienda física es irremplazable.

Siguiendo la tendencia, retailers han descuidado las tiendas físicas por enfocarse en desarrollar un propio canal de venta online. Según una encuesta elaborada a consumidores a nivel global por la firma Accenture Consulting, el 36% de los encuestados afirmaron que las tiendas físicas son el canal de venta que requiere una renovación.

De acuerdo con la información otorgada, se menciona que la posibilidad de revisar la disponibilidad de los productos de la marca antes de acudir a la tienda sería una mejora, sin embargo, sólo 28% de los retailers a nivel global cuentan con esta herramienta, en México muy pocos ofrecen este servicio.

Otra estrategia es ordenar productos agotados desde el punto de venta. A nivel global la mitad de los retailers capacitan a sus vendedores para ejecutarla, mientras que el 10% tienen un espacio para que el consumidor final lo haga por sí mismo.

De acuerdo al análisis realizado por Getin, la mayoría de las decisiones estratégicas que se toman en una tienda están basadas principalmente en:

  • El comportamiento de ventas históricas con lo que es analizado lo que se vendió, dejando de lado la oportunidad de venta.
  • Un enfoque financiero global y no en el análisis único de la tienda con los diferentes factores que la caracterizan.
  • El análisis de costos que refleja un escenario casi estático y no en la afluencia que refleja el ambiente dinámico en el que vive la tienda.

Con un estudio detallado de cada punto de venta y las diversas variantes que la hacen único como la ubicación y el target es posible maximizar la utilidad de cada una, obteniendo métricas asertivas para medir la afluencia y con esto tomar mejores decisiones sobre el número de empleados ideal por hora y por tienda, horarios de apertura que aprovechen el flujo, evaluación de la ubicación de locales, día y hora óptimos para activaciones, días en los que la gente dejo de comprar por falta de inventario y medir el desempeño de los vendedores en la tienda, entre otros.