By Getin.

El crecimiento de las redes sociales como medio de comunicación ha generado una nueva forma de conectar a las marcas con usuarios, es así como hoy en día es común escuchar sobre los influencers, personas dedicadas a generar contenido digital para sus seguidores, los cuales son contratados por las marcas para integrar productos o servicios a sus publicaciones. 

El impacto que tienen los influencers para el posicionamiento de productos en medios tradicionales y digitales es complicado de medir. Por ejemplo, cómo una marca puede garantizar que tendrá un porcentaje de venta alto de un producto que fue visto por un millón de seguidores o cómo se podría considerar como exitosa a una campaña en estos medios: ¿Si aumenta las ventas 6%, 15% o 30%?

Para conocer esta respuesta, en Getin analizamos el comportamiento de las ventas de las tiendas físicas cuando realizan activaciones, eventos especiales o campañas en las que contratan influencers. 

De acuerdo a los días analizados durante las campañas con presencia de influencers de diversas marcas, el tráfico por fuera de las tiendas que realizaron la activación incrementó en promedio 285% en comparación a un día común de venta, como consecuencia esto produjo que estas tiendas recibieron 139% más visitas en ese día específico.

Por otro lado, además de presentar un incremento en el flujo de personas, en promedio cada tienda que implementó la estrategia aumentó 298% el número de transacciones realizadas en comparación al promedio de transacciones hechas en un día normal.

El alcance orgánico que tienen los influencers en redes sociales es enorme, el contenido que publican tiende a ser viral por lo que un solo influencer puede generar el impacto necesario a la estrategia digital de cualquier marca, entanto sus seguidores sean el target adecuado para cumplir los objetivos de la campaña.

De acuerdo a lo observado en este análisis hacer una activación con algún influencer especialista en tu segmento de mercado puede impulsar la venta de un producto en específico o la incursión de una marca en un nuevo espacio.