By Getin.

Antes de implementar Getin, los gerentes de tienda o el vigilante de la sucursal tenían como tarea contar a las personas que ingresaban a la tienda de forma manual, desde que comenzaron a usar Getin los indicadores son medidos a través de la antena instalada en cada punto de venta y los supervisores hacen el ejercicio de comparar la información que obtienen con otras tiendas de la cadena.

Uno de los valores agregados para la marca al usar Getin es la medición de los paseantes (gente que transita por fuera de la tienda), con este dato la empresa puede obtener la tasa de atracción de cada lugar, esto ayudó como parámetro para saber si las fachadas de las tiendas son suficientemente atractivas para que la gente entre y con esto tener mayor visibilidad para conocer el impacto de las promociones, los productos y cualquier cambio que se hace en los aparadores.

Enrique Heitler, directivo de Nicholas, considera que desde que implementaron el servicio de Getin pueden evaluar con certeza cuáles son las oportunidades reales de venta. Al conocer el número de clientes potenciales que podrían haber ingresado a la tienda, se obtuvo un indicador más exacto, ya que anteriormente solo se consideraban los comentarios del personal acerca de la poca afluencia afuera de las sucursales.

La marca logró elevar la tasa de atracción en un 30% en el punto de venta ubicado sobre la calle de madero, el cual presentaba un porcentaje de atracción por debajo del promedio de la cadena. Lo cual no era congruente con la ubicación al ser una tienda que se encuentra a pie de calle en una de las zonas más transitadas de la Ciudad de México.

La gerente de la tienda renovó radicalmente el aparador, esto llevó al aumento del ingreso de personas hacia el interior, convirtiendo un mayor número de paseantes en clientes potenciales.

Para Enrique, la plataforma de Getin te ayuda a definir el indicador en el que se deben enfocar los esfuerzos del personal de ventas, ya que puedes monitorear las métricas que están por debajo del objetivo y con esto tomar acciones encaminadas a mejorar el resultado. Ya que para él, tener una tienda sana consiste en contar con una buena ubicación, tener un buen producto y sobretodo al personal correcto para cerrar las ventas.