By Getin.

En la siguiente década el grueso de la población en México estará conformada por la generación Y, también conocida como los millennials, los cuales nacieron entre 1980 y 1995. Es importante que las empresas que aún no están realizando estrategias de venta enfocadas a esta audiencia destinen recursos para atender sus necesidades.

Con una estrategia de marketing fundamentada en sus hábitos, las marcas pueden establecer el primer paso para comenzar una relación a largo plazo con estos compradores. De acuerdo con un estudio realizado en 2019 por la consultora Nielsen, especializada en el análisis de datos de consumidores y mercados, el 60% de las decisiones finales de compra de los millennials se determinan en las tiendas físicas.

Por esto es importante que los retailers pongan atención en la imagen que la tienda proyecta a sus compradores, es fundamental diseñar un aparador atractivo que refleje el concepto de la marca, los valores de la empresa y exalte la propuesta de valor del producto. Este tipo de consumidores no se queda conforme sólo con satisfacer su necesidad de compra, sino que busca conectar con sus  emociones y sentimientos, por eso en los últimos años la experiencia de compra ha cobrado relevancia para la industria.

Esta generación está acostumbrada al bombardeo de información por la facilidad que tienen los medios digitales masivos para llegar a las audiencias, por eso es común que los millennials cuestionen de dónde vienen los productos que adquieren y busquen conocer la historia que hay detrás, plantear un storytelling en el pitch de venta puede ser el boost necesario para concretarla.

Este segmento busca tener una mayor conexión con las marcas que representen fielmente su estilo de vida, es por esto que estos consumidores tienen inclinación por elegir artículos o empresas sustentables, que tengan un impacto social, ambiental o en la salud.

Al ser nativos del mundo digital,  los millennials están acostumbrado a interactuar con las marcas compartiendo contenido y haciendo reseñas sobre lo que compran, son críticos y les gusta sentirse escuchados por las marcas, para ellos la opinión de otro comprador tiene un gran peso para realizar la compra.

Es gracias a esta característica que para este segmento sea natural hacer compras informadas buscando en línea la mejor opción, aunque la compra termine realizándose en una tienda física.

Algo fundamental que los retailers deben considerar es que esta generación ha vivido de primera mano el crecimiento tecnológico mundial, por lo que plantear una estrategia omnicanal puede generar mayores oportunidades de venta.