By Getin.

El crecimiento de los canales de comunicación digitales en el mundo, el fácil acceso a las herramientas tecnológicas y la eficacia con la que compradores pueden acceder a sus productos favoritos ha empujado a que las marcas tengan que implementar procesos de innovación.

Este contexto global ha motivado a que las tendencias de consumo cambien a una mayor velocidad, por lo que los retailers que se han posicionado en la preferencia de sus consumidores deberán guiar sus estrategias en tres ejes: innovación en el producto, procesos internos basados en el comprador y el branding.

Para lograr este objetivo sin importar que la marca sea una empresa familiar o no, los equipos en los que recae la dirección y toma de decisiones estratégicas deben estar conformados por personas que entiendan a esta generación de consumidores.

Penetrar a un segmento más joven del mercado no será lo complejo, el verdadero reto para los retailers está en adaptar sus productos y esencia, dar un refresh para comenzar a colocarse en el interés de consumo de los más jóvenes .

Un ejemplo claro para las empresas que venden productos es realizar una estrategia de marketing digital en instagram, un medio común para la generación Z.

Cada año se suman nuevos compradores, es definitivo que las empresas que puedan atender las exigencias del consumidor mejor informado y exigente, serán los que puedan robar mayor participación de mercado en sus industrias, pero esto sólo será posible si los líderes de las empresas cambian el chip para innovar desde su interior.