By Getin.

Utiliza las siguientes herramientas para aumentar la presencia de tu marca online:

Google my business

De forma gratuita los negocios con tiendas físicas pueden crear un perfil en google my business, en donde sólo tienen que dar de alta la dirección, teléfono y horarios de atención de la tienda.

Esto hará visible tu negocio en las búsquedas de google y el perfil de tu empresa aparecerá en google maps. Podrás ver las reseñas y calificaciones de las personas que visitan tu comercio e incluso interactuar con ellas, esto te puede servir como parámetro para medir el servicio al cliente de tu equipo.

Marketplace en redes sociales

Es muy común estar en contacto con el consumidor final a través de las redes sociales, además de funcionar como canal de venta, ya que puedes desarrollar el marketplace de tu marca con el objetivo de aprovechar la oportunidad de venta que está sólo al alcance de un click.

Instagram y facebook han explorado esta opción, donde puedes impulsar un producto nuevo o clave en tu estrategia de ventas que necesitan tener más visibilidad ante tu mercado e incluso realizar estrategias de descuentos desde tu fanpage. Considera que a través de las redes sociales además podrás obtener feedback directo del consumidor final.

SEO

De acuerdo con un estudio realizado por Deloitte 9 de cada 10 compradores ya saben lo que van a comprar antes de llegar a la tienda. El 80% de las personas encuestadas mencionaron investigar en internet el producto que quieren adquirir antes de comprarlo.

Ante este nuevo hábito en el consumidor, es primordial contar con una página de internet que sea atractiva y muestre el catálogo de productos, sobretodo si no cuentas con un canal de venta online.

Una herramienta que no implica inversión de dinero es el posicionamiento de una página web en motores de búsqueda, conocido como SEO por sus siglas en inglés, donde a través de palabras clave en el código y generación de contenido de calidad, la página de tu marca puede estár en los primeros lugares de un buscador.

Los compradores están evolucionando y adaptan sus hábitos al surgimiento de las nuevas tecnologías de compra, por eso la marcas tienen que mantener sus estrategias en constante cambio, innovando e incorporando herramientas que los mantengan vinculados con este nuevo consumidor.