By Getin

El costo de adquisición de un cliente en el retail siempre ha sido uno de los mayores inquietantes, siendo uno de los costos más importantes para las marcas.

Con la pandemia y la llegada de compradores potenciales de los canales digitales a las tiendas físicas, el costo de adquisición se ha modificado.

Con esto la rentabilidad por comprador ha aumentado teniendo en cuenta que el costo de adquisición en los canales digitales puede ser más eficaz y targetizado.

Así la retención del cliente y la lealtad en la recompra son los jugadores más relevantes del 2022 en la industria.

Ha aumentado el porcentaje de espacios físicos que están funcionando como spots para recepción de producto comprado en línea, por esto el control de la logística e inventarios están abriendo las puertas para cerrar ventas.

El cliente informado a través de los canales digitales ha reducido los tiempos de permanencia en los espacios físicos pero a su vez exige que la experiencia en tienda sea única.

El uso de la tecnología y una estrategia que aumente el engagement harán la mayoría del trabajo necesario para la retención de clientes.

En este sentido valores como la calidad del producto, servicio y el precio son relevantes para las tiendas físicas, ya que esto puede tirar todo el compromiso generado con la marca anteriormente.